Búsqueda personalizada

Serpico



A principios de los años 70, la policía de Nueva York solía aceptar cheques como forma de "recaudación" entre lo más selecto de las organizaciones criminales. Los sobornos estaban a la orden del día y los policías que se dejaban untar eran la mayoría. Hasta que llegó Frank Serpico. Pacino recrea a un policía íntegro, que no llega a entender cómo el cuerpo de policía puede estar tan corrupto. Después de plantearse las cosas, y de dejar su vida personal a un lado para luchar por aquello en lo que creía, sus compañeros no se fían de él, y eso no le acarreará nada más que problemas.





Una película llena de una carga moral importante, que relata cómo eran las cosas por aquella época, en la que la policía en lugar de ser el cuerpo dedicado a proteger y servir, más bien parecía la mayor banda organizada de NY.

Ver a Pacino en la piel de un policía que pasa las de Caín con sus compañeros, desquiciado por el simple hecho de querer hacer su trabajo, no tiene precio.

Recomendada 100%.

No hay comentarios: