Búsqueda personalizada

Frankenstein. Clásicos básicos.



Mary Shelley escribió esta novela de terror gótico sobre 1817, al menos la primera edición, que sería corregida por su marido Percy en 1818, y reescrita íntegramente en 1831. Considerado por muchos como la ópera prima en el género de ciencia ficción, "Frankenstein o el moderno prometeo", nos traslada a la época de la revolución industrial, en la que la ciencia y los descubrimientos electromecánicos  dibujaban un panorama jamás imaginado antes en la historia de la humanidad.
En este escenario, la mente de Mary Shelley parió uno de los mayores iconos de la literatura y el cine de siempre, y en definitiva de la cultura occidental. Corría el año 1816, cuando Mary Shelley y su marido Percy se encontraban confinados con Lord Byron en villa Diodati, junto con John Polidori, médico personal éste último, a consecuencia  de las anomalías climáticas causadas por la erupción del volcán indonesio Tambora. Después de una noche de relatos de terror, Byron retó a sus huéspedes a que crearan su propio cuento. Sólo Polidori había creado su historia, pero aquella noche se había sembrado el germen que constituiría la creación de Frankenstein.

A principios del siglo XIX, la electricidad todavía tenía una pátina mágica y misteriosa -llegando su uso a ser criticada no sólo por una oposición religiosa sino también por una científica- con experimentos por parte de científicos como Andrew Crosse, Luigi Galvanni, teórico del galvanismo, o Erasmus Darwin, abuelo paterno de Charles Darwin.

En cierta medida estas novedades técnicas, junto con el halo casi divino u omnipotente del potencial eléctrico, constituyeron el caldo de cultivo para la creación de la novela de Shelley, aderezado siempre de una poderosa imaginación que crearon un monstruo para la historia.

La novela nos cuenta la historia de Víctor Frankenstein, obsesionado con encontrar los misterios del alma humana, que crea un ser viviente a partir de partes de distintos cadáveres. Todo el mundo conoce a groso modo la historia, bien sea porque la novela es uno de esos clásicos que todo amante del género ha leído en sus inicios, o bien por la tan manida iconografía cineasta del Frankenstein de 1931 (tornillos en el cuello incluidos).

Para todos aquellos que aún no habéis leído la novela original, deciros que no solo toca el peliagudo tema de la creación de la vida a partir de materia inerte, o lo que es lo mismo, la capacidad de devolver a la vida a todo aquello que está muerto, sino que expone el punto de vista del monstruo creado por el Doctor Frankenstein, y el lugar que ocupa en un mundo en el que la gente huye, en el mejor de los casos, o directamente intenta acabar con él, porque, ¿de qué sirve revivir para seguir muerto en vida?

Os dejo la novela contenida en la wikisource (está en inglés), pero recordad que siempre podéis visitar vuestra biblioteca más cercana, y acercaros a esos clásicos que todos deberíamos haber leído al menos una vez en la vida.

No hay comentarios: